Regálate la libertad financiera sin trabajar

¿Has oído alguna vez que el dinero puede trabajar por ti? ¿Cómo es posible? No hay misterio alguno. Se trata de invertir en productos que aporten una rentabilidad anual sin necesidad de prestarles apenas atención. Y si, además, casi siempre te aseguran el pago mensual de intereses… ¡¡¡pues mejor aún!!!

Y, cuando sea suficiente, alcanzarás la libertad financiera.

Lo habitual es que ahorremos todo lo que podamos para gastarnos gran parte de este importe en nuestras vacaciones, necesidades más o menos urgentes o caprichos.

Pero, en ocasiones tenemos otra opción: ahorrar todo lo que podamos, invertir en diversas opciones que ahora expondré y con resultados más o menos exitosos y dejar que pase el tiempo. Estos intereses pueden provenir desde el alquiler de una vivienda en propiedad, acciones en Bolsa, fondos indexados o crowdlending, entre otros.

Continuar leyendo “Regálate la libertad financiera sin trabajar”