Swaper

Editado el 31/10/2020 / Total invertido: 15€

.

.

.

No cuentan con una gran oferta de proyectos, por lo que dudo disponer de una amplia cartera en su plataforma para lograr la anhelada libertad financiera.

Como punto positivo, no han hecho mención alguna a la paralización de su actividad como consecuencia de la pandemia que asola otras plataformas.

Swaper es una plataforma letona (se han trasladado a Estonia) que lleva trabajando desde 2016 como Wandoo Finance Group, pero que ha hecho su aparición al público en general en marzo de 2018. Ofrece rentabilidades fijas del 12%, que puede ascender a un 14% en el caso de mantener invertido un importe mínimo de 5000€ durante 3 meses consecutivos.

Es una plataforma que pone a tu disposición un Autoinvest muy sencillo y con rentabilidades prometidas del 13-14%.

Es una plataforma en la que estoy probando, pero que me transmite mucha confianza dado el potente grupo que la respalda. ACTUALIZO: cuentan con pocos inversores y muy pocos proyectos disponibles, por lo que estoy rebajando mi portafolio con ellos, pero no pongo en duda su solvencia. Estas son sus principales características:

  • Publican micropréstamos personales emitidos en España, Polonia, Georgia, Rusia y Dinamarca.
  • Genera intereses mensuales, aún teniendo en cuenta que muchos de los proyectos lanzados no superan los 30 días. El término medio es de 2 meses.
  • No cuentan con página en castellano.
  • Se pueden realizar inversiones desde 10€ y no cuentan con máximo publicado por inversor.
  • Facilitan un autoinvest muy sencillo: importe a invertir, meses a invertir (1-36), tasa de interés esperado, países de interés e importe máximo a invertir por cada proyecto. Lo habitual.
  • Cuentan con Buyback en todos sus proyectos, con período íntegro de devolución del interés más capital de 30 días.
  • Además, tienen mercado secundario, en el caso que queramos vender nuestras participaciones. He vendido un proyecto para probar su eficiencia y funciona bien y rápido.
  • Siguen sufriendo una enorme escasez de préstamos. Esto puede provocar que mantengamos nuestro importe en barbecho, sin aportar rentabilidad.