Sobre mí y mi meta

Me presento: soy Santiago Arredondo, director de hotel durante 22 años, casado y residente donde los hoteles me requieran. Apasionado de las inversiones, llevo catorce años invirtiendo en diversos productos financieros.

Comencé por los sencillos depósitos cuando en plena crisis ofrecían rentabilidades del 4%.

Desde 2013 empecé asumiendo mayores riesgos a través de inversiones en bancos neozelandeses que no me dejaban dormir por la tensión del «qué ocurrirá con mi dinero”. Y todo para lograr porcentajes del 5%. ¡¡Qué mal lo pasé!! No vuelvo a repetirlo. 

Un año más tarde descubrí el crowdfunding inmobiliario, con rentabilidades prometidas del 5-11%, que luego se han quedado en un 1-2% (dícese Housers y sus nunca alcanzadas rentabilidades). 

En 2015 empecé a estudiar la evolución de las escasas plataformas de crowdlending existentes, pero todos mis ahorros se dirigían hacia Housers, aunque sin perder de vista otras alternativas.

Por fin, en 2018, tras muchas divergencias con Housers y sabiendo que existían plataformas más rentables y que cumplían sus calendarios previstos de pago, comencé a invertir en crowdlending. En estas plataformas he alcanzado una rentabilidad media neta del 10,70% durante 2018 y ha seguido ascendiendo a lo largo de 2019.

PERO, 2020 empezó de la peor manera posible: Kuetzal desapareció con nuestro dinero, donde tenía 19.155€ y Envestio, donde mantenía 16.145€. Estas pérdidas ascienden a 35.300€. Se ha sumado luego Monethera, donde contaba con 6.253€. Todos ellos están denunciados y parece ser que recuperaremos gran parte del dinero.

Suponían un 16% del total invertido, que representa un daño irreparable, pero no queda más que seguir encontrando fórmulas que me permitan alcanzar la tan ansiada libertad financiera, aunque ahora deba retrasarlo algunos años…

Progresión mensual de mi meta

Mi objetivo es alcanzar la libertad financiera permitiendo que mi dinero trabaje por mí, para lo cual me he fijado una meta de ingresos mensuales que debe ascender hasta los 2.500€ brutos, tan sólo proveniente de las inversiones realizadas, sin tener en cuenta los ingresos laborales.

Los ingresos con origen en Crowdlending europeo se mantienen por encima de 300€ mensuales y la cifra que determina que el mes ascienda por encima de los 1.000€ proviene de Housers.

Todos los que habéis leído mi página sabéis que Housers va a su aire y tan pronto paga intereses de demora de varios proyectos al mismo tiempo con siete meses de retraso o deja de pagar durante otros tantos… Objetivo número uno: cerrar proyectos con Housers cuanto antes.

Por supuesto, si tienes alguna duda o comentario, me puedes contactar cuando quieras a través de este email: info@libertad-financiera.eu

ADVERTENCIA: la información publicada en el blog se trata de mi experiencia personal. No pretendo asesorar de ningún modo y no me sentiría capaz de ello, porque ya has leído que he perdido dinero invirtiendo, aunque también he ganado. PERO, hay plataformas que por el histórico y su línea de trabajo me atrevo a recomendar, mientras que de otras advierto no invertir de ningún modo.