Regálate la libertad financiera sin trabajar

¿Has oído alguna vez que el dinero puede trabajar por ti? ¿Cómo es posible? No hay misterio alguno. Se trata de invertir en productos que aporten una rentabilidad anual sin necesidad de prestarles apenas atención. Y si, además, casi siempre te aseguran el pago mensual de intereses… ¡¡¡pues mejor aún!!!

Y, cuando sea suficiente, alcanzarás la libertad financiera.

Lo habitual es que ahorremos todo lo que podamos para gastarnos gran parte de este importe en nuestras vacaciones, necesidades más o menos urgentes o caprichos.

Pero, en ocasiones tenemos otra opción: ahorrar todo lo que podamos, invertir en diversas opciones que ahora expondré y con resultados más o menos exitosos y dejar que pase el tiempo. Estos intereses pueden provenir desde el alquiler de una vivienda en propiedad, acciones en Bolsa, fondos indexados o crowdlending, entre otros.

Llevo años trabajando en crowdlending y puedo asegurar que aúna para mí una serie de ventajas sobre el resto:

  • Rentabilidades que pueden superar el 10% anual, cuyos intereses son entregados mensualmente, posibilitando la reinversión.
  • Multitud de plataformas de inversión, siendo las letonas las más interesantes.
  • Permite diversificar en muy diversos sectores: industria, capital humano, inmobiliario, agroalimentario, préstamos personales, etc.
  • El proceso de alta es sencillo y muchas de estas plataformas ya atienden en español.
  • Casi todas ellas tienen garantía de devolución por una parte o el total de lo invertido y sus intereses, pero puede implicar una demora de devolución entre 30 y 60 días. Quede claro que toda inversión supone un riesgo.
¿Sabes que el grupo de rock Extremoduro recurrió a las donaciones en 1.989 para financiar su primer disco? Y no les ha ido nada mal. Todavía quedan mecenas sin ánimo de lucro, pero siendo realista, yo no conozco ninguno.

Esto es básicamente el antecedente del sistema crowdlending, en el que un particular (inversor o prestamista) aporta una cantidad a una empresa o particular (prestatarios) para que estos le devuelvan a la finalización de un período la cantidad invertida más el interés aplicado. Y no es necesario ser millonario para ello. Se pueden invertir cantidades desde 1€ hasta lo que se desee.

¿Cómo puedo empezar a invertir? ¿Qué puedo hacer para evitar todo riesgo innecesario? ¿Cuánto debo invertir? Son preguntas habituales con respuestas sencillas. Sigue leyendo…

Para empezar a invertir en Crowdlending puedes fijarte en esta tabla, en la que verás dónde, cuánto invierto y lo que me renta, desde y hasta cuándo invierto. Ten en cuenta que esta tabla es tan sólo mi foto de inversiones actual en el mercado europeo, basándome en mi experiencia desde el año 2015. Mis consejos para un inversor sin experiencia, en una primera fase inicial, serían los siguientes:

  • Date de alta en plataformas como https://robo.cash/es, https://www.mintos.com/es/ o https://system.lenndy.com/ (en inglés). Con el tiempo, ya entrarás en otras que requieran un poco más de conocimiento. Puedes ver todas con las que yo trabajo aquí, pero hay otras muchas. Con algunas he trabajado y no constan, pero he dejado de invertir con ellas porque me han dado problemas, han tardado mucho en devolverme el dinero o no me han generado confianza, aunque he de decir que todas han cumplido, aunque hayan tardado más de lo esperado. Excepto en la plataforma española Housers, con quienes no recomiendo invertir de ninguna manera.
  • En aquellas plataformas que lo permitan, crea un autoinvest. El autoinvest es una opción para que asignes los parámetros que desees para cada proyecto, de modo que sólo emplearán tu dinero para aquellos que los cumplan por completo. Por ejemplo: no invertir en criptomonedas, pero sí en inmobiliaria, un máximo de 200€, en un período máximo de 6 meses, reinvertir nuevamente el interés generado (leer el post Pon interés en el interés compuesto) pero no el capital inicial, etc. Hay multitud de opciones. De esta manera y con los parámetros bien fijados, te puedes casi olvidar de tu dinero y revisar tus ganancias una o dos veces cada semana.
  • Al principio, asegúrate de invertir en proyectos que ofrezcan Buyback (garantía de recompra), que no excedan los 30 días como máximo y con ratings de riesgo menores a B- (mejor un A+ que un B-).
  • Lo ideal sería probar en varias plataformas en proyectos diversos y con cantidades que no supongan un gran desembolso, entre 10€ y 50€ como máximo.
  • Invierte sólo lo que no necesites ¡¡¡No te vuelvas loco!!! El crowdlending es una fórmula que funciona, pero engancha porque ves que los retornos son inmediatos, así que usa la cabeza.
Si te gustó, ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *