Consejos para invertir en Crowdlending – P2P

Pasos para seguir generando dinero en tiempos convulsos

A mediados de noviembre del año pasado me atreví a publicar algunos consejos para “Construir tu libertad financiera desde cero”. Han transcurrido seis meses y han ocurrido muchas cosas desde entonces: caída de Envestio y Kuetzal, dudas sobre Monethera y Grupeer, parón económico por el actual COVID,… Déjame que te facilite algunas recomendaciones para invertir en Crowdlending:

Pues bien, estos tips te podrán aportar una cierta seguridad, aunque sabemos que no dejan de ser inversiones que suponen un riesgo. Vamos a tratar de minimizarlo…

#1. Invierte SÓLO lo que no necesites

Cualquier inversión implica riesgos. Y el riesgo más común es que pierdas TODO lo invertido.

Si estás leyendo esto, es porque quieres labrarte un futuro no dependiente al 100% de tu sueldo o quieres una pequeña ayuda económica que eleve tus ingresos mensuales.

Kiyosaki dice que “Los ricos primero invierten y luego gastan, mientras que los pobres (supongo que se referirá a tí y a mí) sólo invierten lo que dejan de gastar”.

#2. Compara

Este sector es relativamente joven, muy dinámico y hay cientos de plataformas disponibles, aunque las principales puedan estar agrupadas en un par de decenas.

Aún está en evolución y sobrevivirán las empresas P2P que sepan adecuar la escasa demanda actual a su situación. Se debe tener en cuenta que varias de estas plataformas ofrecen un abanico muy similar de rentabilidad y el riesgo de inversión entre ellas es enorme.

La Unión Europea ya está tomando conciencia de este emergente mercado y se están planteando regulaciones que aportarán mayor seguridad a los inversores.

Por otro lado, voy a arriesgarme a que algunos “haters” me critiquen, pero una cartera equilibrada debería contener plataformas como Mintos (ojo con sus múltiples originadores, algunos menos recomendables), Peerberry, Robocash y Viainvest. Quizá en menor medida, se podrían plantear otras de corte más ambicioso, como Crowdestor. U otras relativamente nuevas pero con gran proyección, como Bondster.

En cualquier caso, es posible que un producto que no sea adecuado para mí lo sea para vosotros. En mi caso, que no debe servir de directriz a seguir, ahora trato de no aumentar mi exposición al mercado inmobiliario y nunca me he sentido atraído por las criptomonedas, prefiero invertir en préstamos personales y no empresariales.

#3. Piensa en la liquidez de cada inversión

¿Por qué prefiero estas cuatro plataformas? Por su liquidez. Todas ellas ofrecen la posibilidad de invertir a corto plazo (30-60 días), por lo que actúan como plataformas-monedero.

Es decir, te aseguras que en un breve espacio temporal volverás a contar con el dinero invertido al que habrá que añadir su rentabilidad. ¡¡Ojo!! En ocasiones, algunos o muchos de sus proyectos a 30 días se transforman en 90 días porque se retrasan en sus pagos.

Por otro lado, también puedes interesarte por aquellas webs que cuenten con un mercado secundario de venta, aunque sólo deberías poner en venta lo que realmente no pueda esperar al final del término del proyecto.

#4. Diversifica

Esta es la regla básica que leerás de cualquier inversor. No es difícil de comprender, pero a veces sí lo es ponerla en práctica.

Te pongo un ejemplo: una plataforma que acostumbra a ofrecer rentabilidades del 10%, publica un chollo al 15%. Tienes 1.000€ para invertir y esa plataforma nunca te ha dado problemas, pero tu plan de inversiones requiere ampliar tu cartera con otra plataforma que ofrece un 8%… ¡¡DÉJALO PASAR!! Te hablo desde la experiencia. Y si no, mira la que tengo yo montada con Housers… No cometas el error que yo cometí y ten esta cifra como tope: no invertir más del 1% en un sólo proyecto.

Es importante que repartas bien tus inversiones, ya que en caso de caída de una plataforma, un originador o un sector (inmobiliario, por ejemplo), quedarás muy debilitado.

Reparte entre plataformas de distintos sectores (hay varias orientadas a inmobiliaria, p.e.), tipos de inversión (empresas, personales, compra de deuda, ladrillo, etc.), zonas geográficas, originadores (algunos coinciden entre distintas plataformas),…

#5. Invierte en proyectos con cobertura

Por este motivo son más arriesgadas las inversiones en negocios. No cuentan con cobertura material que cubra un impago. Es decir, trata de invertir en proyectos inmobiliarios (no en solares), para la compra de un coche, maquinaria, joyas, entre muchos otros. Siempre contarás con el valor venal del proyecto.

Existen otras coberturas: Las llamadas Buyback son ofrecidas por algunas plataformas en caso de impago, pero de nada han servido a otras que han caído, como Envestio o Kuetzal. Pero si las ofrecen, mejor contar con ellas. Una cobertura (o garantía) que sí me gusta especialmente es la llamada “skin in the game”, referidas a que el propio originador del proyecto invierte un porcentaje (habitualmente un 5%) del total a financiar, de modo que arriesga como cualquier otro inversor.

#6. Infórmate

Más allá de la información que consta en cada proyecto y facilitada por la plataforma, no dejes de hacer tus propias pesquisas. Al menos, debes tener clara la seriedad del originador, sus ratios de retrasos o impagos y acceder a su página web para corroborar sus datos básicos, donde suelen contar con un histórico de devoluciones. Compara si son los mismos que publica la plataforma.

Eso sí, reserva esta búsqueda detallada para proyectos de cierta envergadura o con porcentajes de rentabilidad extrañamente altos.

Uff, no sabes la cantidad de proyectos que he desechado siguiendo estas pautas. Y aún así, me he equivocado en algunas, como nos ha ocurrido a los que invertimos en ciertos proyectos fake de Kuetzal y Envestio, entre otros.

Tampoco está de más que leas con atención la parte dedicada al apartado de riesgos de cada plataforma. Suelen venir detallados para cubrirse ante posibles retrasos o impagos.

#7. No te despreocupes

Es muy agradable saber que tu dinero no deja de estar invertido y que trabaja en modo automático, pero no te confundas: has de estar atento.

Una de las ventajas del P2P es que muchas de las plataformas cuentan con un sistema que invierte automáticamente siguiendo los parámetros que le has marcado: en euros, en préstamos personales, con Buyback, máximo de 30€ por inversión, plazo de 30 días, etc. PERO, deberás poner espacial atención a dichos parámetros, a que el autoinvest funciona correctamente, a que se reinvierte tu dinero o es transferido a tu cuenta, a que el originador “x” ya no es fiable y lo tienes como preferente,…

Has de seguir una rutina para comprobar que todas tus plataformas están invirtiendo correctamente y que ninguna se desvía de tu objetivo.

Estos son los principales consejos que con la experiencia he conseguido aunar, pero no soy ningún gurú, ni experto economista ni asesor financiero. Todos están basados en mi experiencia, en mis muchos errores y en algunos aciertos.

Si te ha gustado este post, suscríbete para que te envíe algún otro más adelante… ¡¡Hasta pronto!!

Si te gustó, ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *