Housers: no invirtáis en ellos

Editado el 31/03/2020 / Total invertido: 106.982€

¡¡¡Tenemos novedades!!! El mes pasado anticipaba que se celebraría una junta extraordinaria para el proyecto de Sagasta para su venta. A fecha 26 de marzo nos han adelantado que se ha aprobado por 200.000€. Lo cierto es que lo adquirimos por 240.000€ y hay que descontar la comisión inmobiliaria y gastos de reacondicionamiento.

En total, restando un 28% de lo invertido, supone unas pérdidas de 672€. Pero al menos me he quitado un proyecto de enmedio… Una vez más: ¡¡¡No invirtáis en ellos!!!! Este es el resumen gráfico que envían desde Housers:

Ahora queda por ver cuándo proceden con la devolución del capital, que puede demorarse un par de meses.

A pesar de que haya cobrado algunos de los intereses de demora de varios proyectos en Housers, no olvido que la mayoría de ellos deberían haber finalizado hace meses y que estoy dejando de ganar rentabilidad. Por ello, sigo deseando retirar progresivamente todas mis inversiones.

Si quieres invertir con mayor seguridad, accede a Mintos, Peerberry, Lenndy, Viainvest,… Lo importante es que no invirtáis en Housers.

Espero tener la oportunidad de salir cuanto antes de esta plataforma, de la cual voy a mostraros una captura de pantalla actual:

De los 14 proyectos (9 de ahorro, 2 de inversión y 3 de tipo fijo), ahora tengo invertidos casi 107.000€ en tan sólo 9, ya que los otros 5 han finalizado. A continuación muestro el estado de cada uno de los vigentes:

Torres de Paterna: 19.430€ invertidos. La financiación acabó en agosto de 2018 y, siendo un proyecto a 12 meses, debería haberse devuelto ya hace 7 meses. Se comprometieron desde octubre de 2019 que pagarían mensualmente los intereses hasta agosto de 2020, fecha en la que devolverían el capital de 19.430€ que invertí en ellos. Febrero ha sido el último mes que han pagado los intereses de demora, que además correspondían a enero. ¿Incumplirán hasta agosto? ¿Llegarán a pagar algo más?

Marismas de Odiel: 10.000€ invertidos. Proyecto lanzado en julio de 2018 a 6 meses que debería haberse devuelto en enero de 2019. PERO, a mediados de octubre (9 meses más tarde), hemos aceptado un calendario de pagos mensuales hasta junio de 2020, pero tan sólo han pagado ¡¡UN MES!! desde entonces. De esta manera, en vez de un proyecto de 6 meses, se ha retrasado hasta un total de ¡¡23 meses!! Y esto no es todo, porque el 20 de febrero han incluido al promotor de Marismas de Odiel en el ASNEF. Ya veremos cómo acaba este proyecto…

Albufera III: 50.126€ invertidos. En junio del 2018 cobré una indemnización por un despido improcedente y reinvertí gran parte en este proyecto. ¡Maldita sea mi decisión! En un proyecto de doce meses, parece ser que vamos a finalizarlo en 23 meses, si es que realmente cumplen con lo prometido. Para que veáis cómo se las gasta Housers y su nulo compromiso con los accionistas. Llevo desde diciembre sin cobrar los intereses de demora de este proyecto y, según el calendario de pagos, el 30 de abril realizarían el último pago… ¿quién se lo cree a estas alturas?

Iriarte: 15.100€ invertidos. Desde marzo de 2019 llevo esperando que este proyecto me devuelva los intereses y el capital comprometido, pero no se ha vendido aún. El penúltimo comunicado fue en julio, en el que ponían el proyecto en venta. El último ha sido en marzo y en él se comunicaba que ¡¡¡se dejaba de comercializar el inmueble por el Covid-19!!! ¡¡¡Con dos c……nes!!! Este proyecto lo tengo a cero. Como última referencia a aquellos que siguen pensando invertir en Housers, aún no he cobrado NADA por él desde que se financió, allá por marzo de 2018.

Vara del Rey: 1.500€ invertidos. Finalizará en abril de 2020, pero con una rentabilidad media real del 3,83% entended que estoy deseando que finalice este proyecto. Aunque siendo realistas, no espero que se cumplan los plazos. Porque esto ha de quedar claro… ¡una vez captan el dinero para financiar un proyecto, ya te puedes dar por olvidado! Si queréis más información al respecto, revisad los comentarios de algunos ex-inversores (afortunados) de Housers en https://www.crowdfunding-market.com

También se han apuntado al Covid-19 como excusa para no poder comercializar el inmueble, por lo que empieza el juego de los calendarios de pagos con Housers…

El Raval II: 2.800€ invertidos. Ya ha finalizado febrero hace un mes, fecha en la que finalizaba este proyecto. Como es habitual, no han cumplido con las fechas previstas y, además, han dejado de comercializarlo por motivo del Covid-19. Mis beneficios en casi tres años ha sido de ¡¡22€!! Qué desgaste supone esta situación… no paséis por ella y huid de Housers.

Sagasta: 2.400€ invertidos. Tras 38 meses, lo que suponen 14 meses más de lo previsto, este proyecto ha acabado con unas pérdidas del 28%, como he expuesto al comienzo. Esto supone que he perdido 672€, con una TIR final del -11% cuando esperaba una TIR del +10,11%… ¡son impresentables estos supuestos expertos inmobiliarios! Por lo menos se ha vendido y así me quito uno de enmedio… aunque ahora falta que se demoren otros cuantos meses para devolver los pagos.

Pensamiento: 426€ invertidos. Ha finalizado en enero de 2020 tras 36 meses que han aportado unos beneficios de 28€ con una rentabilidad acumulada del 2,3%. Ya estamos en marzo y han enviado un comunicado en el cual anuncian que no podrán efectuar visitas por el Covid-19, de modo que a demora mínima va a ser de 4 meses en el mejor de los casos.

Tiene gracia que tenga invertido en este proyecto menos dinero que lo que voy a perder en Sagasta… ¡¡¡Cagüen los Housers!!!

Juan de la Encina: 5.200€ invertidos. Este proyecto que finalizó en junio de 2019 ya debería haber devuelto el importe íntegro. Tras mucha insistencia y consultando directamente al CEO de Housers, conseguí que me comentaran a principios de junio de 2019 que “se está comercializando para la venta obteniendo visitas pero sin cerrar ninguna oferta. El plazo estimado vence este mes ¡DE JUNIO! y esperamos cerrar el proyecto.” Me dejan sin palabras… En diciembre ha finalizado el contrato de alquiler y seguimos sin cobrar nada. Además, también han dejado de comercializarlo por el Covid-19.

Hasta aquí la actualización de finales de marzo y a continuación, un breve resumen de esta impresentable empresa:

Housers es una plataforma española creada en abril de 2015 con una idea inicial excepcional y novedosa en nuestro país: compra de inmuebles de segunda mano con una potencial subida de precio en un corto plazo gracias a la rehabilitación y posterior alquiler y venta.

Además, dado que se trataba de una start-up, durante su primer año de existencia publicitaron una deducción fiscal del 20% del total de la inversión. Sumado a los intereses, representaba un negocio redondo. Pero, aunque legalmente dicha deducción podría aplicarse durante sus tres primeros años, dejaron de publicitarla porque Hacienda les puso infinidad de trabas.

A día de hoy, casi cinco años más tarde, la situación se les ha ido de las manos, en mi humilde pero conocedora opinión: problemas y escisiones entre los dos co-fundadores de la sociedad, retrasos sistemáticos en los pagos de intereses y devolución de las cantidades invertidas fuera de plazo, inexistencia de información al inversor ante la falta de concreción y respuesta por parte de la plataforma y su servicio de atención al cliente.

Fui uno de los primeros inversores que confiaron en ellos, pero actualmente represento a uno de los miles de afectados por la plataforma que está deseando que finalicen los períodos de pago propuestos por los promotores y ante los cuales estamos desprotegidos. En muchos casos han propuesto un retraso de más de un año desde la supuesta finalización del proyecto, por lo que nos queda una larga espera para recuperar lo invertido. Ver aquí las opiniones en Trustpilot, empresa especializada en la captación de opiniones de clientes. Resumen: no invirtáis con Housers.

Siguen lanzando proyectos de forma masiva y ya tienen captados más de 105 millones de euros, anuncian intereses entre un 6% y un 10%, además de un 3% adicional en campañas puntuales (Black Friday, por ejemplo). No hay duda que su fuerte no es el sector inmobiliario, sino el marketing inmobiliario.

La página es muy intuitiva, hacen sencillo invertir desde 50€, pero las tasas internas de retorno no son reales.

En definitiva, aconsejo a todos mis conocidos, amigos y familiares que me consultan , NO INVERTIR BAJO NINGÚN CONCEPTO en esta plataforma, al menos hasta que no reviertan un declive que empezó hace ya más de un año.

Por otro lado, me estoy planteando entrar en un grupo que está promoviendo una serie de denuncias contra Housers. Aquí encontrarás más información.

Y si requieres de información adicional, en este link puedes visualizar su información básica para el inversor.

A pesar de contar con un programa de referidos que podría ofrecerme algún beneficio en el caso de invertir a través de un enlace, no recomiendo de ninguna manera invertir en esta plataforma, por lo que no sería leal obtener beneficio alguno por su parte.

Los particulares que invertimos nuestro dinero, no tenemos capacidad alguna para tomar decisiones aunque la sociedad sea formada por todos y cada uno de los inversores porque, según consta en las condiciones legales publicadas en la web de Housers a la que te he remitido anteriormente, “el inversor no tendrá acceso a la gestión de la sociedad en la que invierte”. En mi caso, estoy tratando de retirar desde hace meses los casi 107.000€ invertidos, por el momento con nulo éxito.

Lanzan continuas promociones, nuevas herramientas de captación de inversores y rentabilidades muy elevadas, pero no dejan de incumplir sus promesas, así que si aún así quieres arriesgarte a invertir con ellos, no será que no te avisé…

Si quieres más detalles, lee este artículo de la página inmobiliaria idealista, publicado el 8 de julio de 2019.

Sólo me queda deciros una cosa más: no invirtáis en Housers, no invirtáis con Housers, no invirtáis en modo alguno en Housers, no invirtáis de ninguna manera con Housers. ¿Ha quedado claro? No invirtáis en Housers.

A continuación puedes ver dos gráficos muy representativos: