Alucina con el movimiento F.I.R.E. (Financial Independence, Retire Early)

El movimiento FIRE (Financial Independence, Retire Early), que en castellano puede traducirse como “Libertad Financiera, Jubilación Temprana”, se trata de una tendencia  que cada vez genera más interés y consistente en tratar de ganar todo el dinero posible, gastar sólo lo necesariamente imprescindible y retirarse en cuanto se disponga del dinero suficiente para no necesitar trabajar a lo largo de toda su vida. Puede parecer una mera ilusión, pero también existen fieles seguidores entre nosotros.

Los llamados millennials, nacidos entre 1981 y 1993, son los más comprometidos con este movimiento, debido al hecho de haber crecido en paralelo al auge digital, que explotan como nunca antes todas las posibilidades de desarrollo individual.

Pero se exigen dos componentes básicos para convertirse en uno de ellos: ahorro máximo mediante la austeridad y generación de ingresos a través de diversas fórmulas de inversión.

Alcanzar dicho ahorro requiere un esfuerzo máximo, ya que los porcentajes alcanzan entre el 40% y el 70% de los ingresos. Como mero ejemplo, las cifras actuales reflejan que un millennial en Reino Unido ahorra una media del 4,6% de su salario. Muchos lo verán como una quimera, pero nadie dijo que retirarse joven fuera fácil.

¿Y cuánto necesito para asegurarme alcanzar la libertad financiera?

Existe un estudio, rebatido por algunos pero defendido por muchos seguidores del movimiento FIRE, que establecen que se necesitan 25 veces los gastos de un año. Por ejemplo, si se requieren 20.000€ para cubrir todos los gastos, el importe total ahorrado debe ser de 500.000€.

Uno de los grandes defensores de este movimiento es Peter Adeney, que propone los siguientes métodos de ahorro en su libro Mr. Money Mustache:

  • Vivir austeramente y aplicar el consumo responsable: recortar gastos en transporte, ocio abusivo o consumo excesivo.
  • Cancelar cualquier deuda a la mayor brevedad. No se puede vivir a crédito, excepto en aquellos casos que generen un ingreso pasivo: por ejemplo, los gastos de hipoteca que a cambio generan un alquiler por un importe superior o las inversiones que aportan una rentabilidad por encima de los gastos.
  • Evitar pedir dinero prestado, excepto casos extremos y huye de las compras de productos con alta obsolescencia, como ciertos gadgets y hardware informático.

Ahora bien, hemos conseguido mantener un cierto nivel de ahorro. ¿Cómo puedo multiplicar mi dinero? ¿Qué pautas he de seguir? ¿Cuánto dinero requiero para generar rentabilidad?

Preguntas complejas con sencillas respuestas: para multiplicarlo, hemos de invertir el dinero, ahora veremos dónde y hacerlo cuanto antes y desde el primer euro.

En el post Regálate la libertad financiera sin trabajar comentaba que debemos generar dinero de manera pasiva, que pueden obtenerse gracias al alquiler de una vivienda en propiedad, acciones en Bolsa, fondos indexados o crowdlending, entre otros.

Las letras “RE” del movimiento FIRE es jubilarse temprano, pero no quiere decir que se deban abandonar necesariamente los ingresos activos (trabajo, entre otros) y no hacer nada más, sino hacerlo con la flexibilidad que permite saber que tenemos cubierto el importe necesario para abordar la jubilación.

Seguir las propuestas del movimiento FIRE supone acoger un estilo de vida opuesto al de la mayoría, pero todo esfuerzo tiene su recompensa. Y el aspecto más importante para lograrlo es comenzar cuanto antes, aunque sea con muy poco importe. Entra en el post Pon interés en el interés compuesto para sorprenderte con la actitud de una hormiguita ahorradora…

Si te gustó, ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *